La ejecución, pero ejecútalo bien. Es el reto más grande para el visual merchandising en el retail.

Son casi las 11:00 am y el mall está por abrir sus puertas, todo deberá estar en su lugar y colocado como se había previsto. Nada fuera de su lugar.

Esto en una reunión de trabajo suena lógico y sencillo, pero en la realidad está implicada mucha gente que deberá tener el mismo “chip” como todo el equipo, una mentalidad de que el impacto de tener lista la tienda a determinada fecha y determinada hora es fundamental.

Por lo tanto, deberán estar amalgamadas todas las acciones con un mismo fin, que el cliente entienda lo que queremos transmitir con la colección o el lanzamiento de un producto.

Es por esto que desde mi perspectiva de visual te enlisto estos consejos que resulten prácticos para llevarlos acabo en tu organización.

  • Stock a recibir. Es la pieza fundamental de la exhibición, el tener el conocimiento previo de las cantidades de piezas así como sus variantes que se recibirán en tienda. Para que el impacto en la tienda sea el que teníamos en mente todo el equipo.
  • Mobiliario disponible. Hay que saber hasta donde el mobiliario que tenemos nos alcanza a cubrir las necesidades de exhibición que necesitamos ó quizá sea momento de considerar un rediseño del mueble que tengamos.
  • El factor sorpresa. Siempre hay que hacerle espacio al momento de causarle una sorpresa positiva al cliente. Creándole un detalle memorable para que a lo mejor no recuerde cada prenda del lanzamiento, pero se acuerde de aquellos detalles donde fue sorprendido, esto puede ser con el material de POP o con algún stylish en los maniquies que ayudo a reforzar el concepto principal.
  • Store guidelines. Así como instructivo para armar un lego, así deberán ser las indicaciones que las sucursales cuenten. Si necesitas que el doblado tenga un detalle: explícalo. Si necesitas que un item vaya primero: explícalo. Si quieres que un maniquie vaya vestido de tal forma: explícalo. Hay que recordar que nuestro equipo es muchas veces 100% visual, por lo tanto, esta guia deberá más gráfica que escrita.
  • Anticiparte a lo que va a suceder. No todo en las tiendas es color de rosa, por lo cual, hay que estar pendiente de lo que debemos improvisar desde la parte más sencilla hasta la más compleja, ya que para que una prenda llegue a una tienda debe pasar por muchas personas y procesos que en algún lugar puede romperse o fallar. Pero siempre tener claro con antelación que los involucrados deben estar informados para saber que hacer.
  • Timming. Este concepto debe estar tatuado en todos. No hay venta sin mercancía pero aun más no hay impacto con mercancía completa.

Como lo dije en el punto anterior, el cliente solo ve la punta del iceberg que se ha formado por tener lista una tienda y una colección exhibida. Sencillamente la ejecución de lo planeado siempre será la prioridad del equipo de visual y de operaciones, nadie es más responsable de que las cosas en las tiendas se expliquen bien que de los involucrados en la ejecución. Desde el punto de vista numérico, el operativo, diseño, logística, compras y visual se forma una cadena que deberá estar concretada y todos la deben conocer para saber reaccionar.

 

Lo que no le gusta hacer a un visual merchandiser pero lo debe hacer.

El termino visual es acerca de la persona que se hace responsable de visual merchandising ya sea de una tienda ó una cadena de tiendas. Si nos vamos al principio de los tiempos la práctica de vm (visual merchandising) se remonta a los primeros comerciantes que agrupaban, separaban, ordenaban sus productos en favor del cliente, ese en el sentido principal es una característica de la disciplina. Ya con el tiempo la parte escénica o la representación en ciertos negocios lo transformó en una estética pura llevando el producto a lugares inesperados que invitaban o daban una idea a los clientes de usarlo.

Esto permitió que artistas, diseñadores, interioristas encontraran en la práctica un espacio para desarrollarse profesionalmente. Así que la inspiración y el sentido estético reina en la actividad viendo a los profesionales destinados a esto como personas con un alto sentido estético y artístico.

Con este antecedente me atrevo a decir que en muchas veces a los visual se les ve como un ente lleno de inspiración y estética necesaria para el montaje de una tienda o un escaparate, dejando por un lado otras aptitudes necesarias para el negocio de la actualidad.

Aquí trataré de describir al menos 4 aspectos que un visual debe tener o tratar de desarrollarle sino al 100% pero al menos que sepa de lo que se habla en un mesa de planeación de colecciones.

NÚMEROS // No puede existir un visual sin una capacidad de poder analizar y sentarse a planear un dia sin un reporte de ventas. Esto es esencial en su dia a dia, un visual que sabe de parámetros de ventas, estadísticas de venta, proyecciones de compras, etc… es un elemento que enriquece el proceso para abastecer una tienda.

IMPROVISACIÓN // el poder ser reactivo en favor del concepto. No deberá quedarse de brazos cruzados y esperar que el de compras o distribución lo solucione. El cliente no se debe dar cuenta de que algo no llegó o está en proceso de llegada a la tienda. Hace un tiempo tuve la oportunidad de conocer una transnacional donde la improvisación era un atributo buscado en un vimer.

MANEJO DE FRUSTRACIÓN // Al tratarse de personas con un alto sensibilidad artística a veces resulta frustante cuando la estratégia cambia de rumbo, esto puede desencadenar un montón de reclamos y falta de confianza al modificar lo realizado. Es por eso que habrá que estar dispuestos a escuchar y realizar pruebas para poder realmente ver cual es la mejor estratégia de exhibición o de promoción.

DEFINICIÓN DE METRICAS // Si bien la tienda es un lugar para vender principalmente también es un lugar para trabajar estrategias y hacer pruebas para determinar lineamientos exitosos y comprobar su eficiencia. Así que deben tener en cuenta que habrá que realizar pruebas con montajes para ver cual es el que mejor responden las ventas y definir las métricas de la marca e ir avanzando en la madurez de la disciplina. Recuerden si no se puede medir, no funciona.

Por ultimo, si tu eres visual o tienes a tu cargo un equipo con estas características impúlsalos ya que un vimer con mentalidad numérica es más enriquecedor para lograr las ventas esperadas y esto es un plus en su expertise como especialista en visual.

Temporada de REBAJAS: Hay que aprender de ellas tambien.

Estamos en plena temporada donde todo baja de precio en el retail. Desde las prendas que en algún momento fueron el top como para otras prendas que no lograron cumplir con su objetivo de ventas.

La temporada deberían ser también un momento para recorrer tiendas y verlas como un plano de aprendizaje constante viendo las mejores prácticas y los errores más comunes que se cometen en las tiendas. A pesar que para los clientes pudiera resultar un paraíso para la búsqueda de mejores ofertas y oportunidades y hacerse de algo que vas a guardar en el fondo del closet esperando la siguiente temporada.

Pero para las marcas que significa deshacerse de un stock que estorba por la llegada de una nueva temporada esto puede ser riesgoso por la rentabilidad de la tienda.

Creo que vale la pena hacer un recorrido por las tiendas y sobre todo analizar diferentes aspectos de esta temporada.

  • Si eres Fashion designer: ¿que siluetas nuevas están quedando en los racks?
  • Si eres Buyer: ¿hasta que pricepoint está rebajado alguna prenda o producto que tienes en mente para la siguiente temporada?
  • Si eres Visual Team: ¿como está acomodada la tienda? ¿que prendas están al frente? ¿como son los escaparates?
  • Si eres Planner: ¿Cuanta rebaja sobre rebaja manejan en las tiendas?
  • Si eres Manager store: ¿Que cantidad de cajas están abiertas? ¿Cual es la plantilla ideal para esta temporada?

La época de rebajas podría considerarse como un periodo donde la rentabilidad del local podría bajar, pero el secreto de todo está en poder traslapar la llegada de nueva mercancía con la óptimo performance de la mercancía en liquidación.

Recordemos que las rebajas de principios de año deberán ser agresivas porque el mantener un stock de ropa pesada y prendas abrigadoras será un problema radical para la entrada de la nueva temporada.

A nivel de consumidor las rebajas son un pretexto propicio para hacerse de algo nuevo a precio asequible, es donde el instinto de búsqueda esta encendido y las oportunidades están en todos lados, así que si tienes tienda y no tienes REBAJAS la oportunidad de venta en esta época se reduce considerablemente.

El colectivo tiene abierta la percepción selectiva de donde ve un letrero rojo con SALE entra sin importarle donde sea, la búsqueda es constante.

 

Alguna vez has hecho algo, que los demás dicen: NO SE PUEDE

Cada mañana en el 1909, Mr Selfridge se encontraba la fachada de su tienda una escena desastroza, mucha gente pasando, carruajes ruidosos, caballos defecando en la banqueta, etc.. toda esa escena fue parte de la decisión reunir a sus colaboradores de tienda y plantearles la siguiente estratégia.

– “Quiero quitar el perfume de la farmacia y ponerlo al frente de la tienda”,

algunos de sus colaboradores dijeron:

– ¿A plena vista? pero el perfume es el secreto de una dama eso es imposible. 

Y el les dijo:

– El exterior de la tienda es desastrozo, el olor a estiércol de los caballos es penetrante por lo cual, hagamos que el entorno del cliente cambie en cuanto entre a la tienda y que mejor que perfumería y todos los artículos que hacen que realce la belleza de la mujer. ¿Saben porque no vendemos bien las cremas? si todos los dias las mujeres la usan, porque no saben donde encontrarlas en nuestra tienda, pongamos un departamento de perfumería y cosméticos al frente de la tienda.

En ese entonces, los productos de belleza no estaban juntos como ahora los conocemos todos estaban reunidos en la farmacia al final de la tienda, la mujeres hacían uso de los cosméticos pero a discreción porque era considerado algo vulgar, es por eso la reacción de los colaboradores de Selfridge de decir: eso no se puede.

Muchas veces las experiencias de compra están basadas sobre ese establecido de NO SE PUEDE.

Imaginemos una tienda sin cajas de cobro: No se puede. Aquí está Amazon Go

Imaginemos entregar mensajería sin personal: No se puede. Aquí está DHL Delivery Drones

Un sin número de experiencias de compra tuvieron un inicio con un no se puede, porque siempre la innovación en el punto de venta desafía la lógica común, hay que aventurarse y experimentar para salir y dejar atrás lo establecido, revisar las áreas de oportunidad y lo que hace que realmente desafía al retailer como al consumidor.

Experiencia de compra // Un wow en cada visita

IM Magazine 10 // Experiencia de compra

Cuando el producto solo es el recuerdo de una experiencia increíble, hacer un todo de pequeños detalles nos lleva a conocer la esencia de una marca

Las dinámicas en el punto de venta han cambiado. En la oferta tradicional el producto estaba frente al cliente y si en ese momento éste tenía una necesidad latente se desencadenaba la compra, en un sentido lineal que no tenía retorno. Ahora el proceso es circular, experimentando la nueva etapa que es la “inspiración”, después desencadenar la“oferta/venta” para seguir con el servicio de “post-venta” haciendo que éste último nutra al de la “inspiración” para seguir el proceso de manera constante, siempre en movimiento.

INSPIRACIÓN. En esta etapa se deben alimentar todos los medios para que el cliente adquiera la información necesaria de nuestro producto, como pueden ser: blogs, social media, video blogs, páginas de aterrizaje, etcetera, para que cuando el cliente haga su búsqueda de inspiración encuentre un panorama propicio para continuar con la siguiente etapa.

OFERTA/VENTA. Una vez que el cliente tiene en su mente determinado producto y confirma que somos la opción para su compra, se dirige hacia nuestra tienda, es por ello que ésta debe estar vestida con lo mejor para llamar la atención y confirmar que somos lo que él necesita.

POST- VENTA. En este apartado podemos hacer la diferencia con la competencia. Esta etapa muchas marcas la tienen olvidada, preocupándose más por el inicio y la compra que por el saber a largo plazo qué pasó con el producto que vendimos, si cubrió las expectativas y era lo que se esperaba.

HAY QUE SUPERAR LAS EXPECTATIVAS DE LOS CLIENTES, NO SÓLO VENDER

Intermoda #IM65 El Decálogo del Retail

Captura de pantalla 2016-06-17 a las 1.42.32 p.m.

Siempre es un placer convivir con las personas de INTERMODA, ahora en su emisión #IM65 donde podremos llevar una perspectiva diferentes del visual merchandising.  A las personas que estamos involucradas con el tema de VIM siempre nos caracterizan por los escaparates o colocar la cereza en el pastel, pero tenemos otros alcances mayores, siempre vemos más alla de la presentación del puntos de venta, el escaparatismo solo es un fin al cual lleva la exhibición interior de la tienda.

Vamos a hacer una plática sencilla, fácil de entender los conceptos y sobre todo enfocada en ofrecer ideas y conceptos que se puedan aplicar al otro día en las tiendas.

https://www.facebook.com/events/994844437298075/

Con visual o sin visual

Con visual o sin visual

El término puede sonar muy actual, pero a lo largo de toda la historia de la humanidad ha existido desde que los mercaderes exhiben su cosecha en el mercado hasta las grandes cadenas de tiendas ponen las colecciones en sus tiendas.

El VIM (visual merchandising) es una actividad que siempre se ha realizado, pero lo mejor de todo es cuando esta actividad se domina y se hace parte de la estrategia comercial de la marca. No existe VIM si no hay estrategia detrás que lo pueda justificar, no podemos improvisar en las tiendas eso sería complejo y sin valor agregado a la marca.

La consistencia es un factor determinante para el Store concept que surga a lo largo de las marcas, cada espacio, cada exhibición debe ser medida en sus resultados. Pero no cometamos el error de solo dejarle al VIM la responsabilidad de unas buenas o malas ventas.

Cada producto o categoría de productos tiene su historia y su desempeño, pero con el enfoque visual que VIM otorga enriquece y potencializa las ventas generadas por el artículo por si solo. Esto nos justifica el escaparatismo armado de acuerdo al producto, el visual merchandising enfocado a los resultados de venta y la ejecución del staff de tiendas.

Hay que lograr que los clientes se vean envueltos en una atmósfera propicia y placentera, haciendo que pase más tiempo en la tienda viendo lo que no buscaba. Encontrando en la marca un remanzo donde pasarla bien sin complicaciones y teniendo una experiencia de compra shopping experience satisfactoria y sobre todo presumible con sus amigos.